fbpx

Warsaw - Official Tourist Website

Warszawa - oficjalny portal turystyczny

Varsovia - portal turístico oficial

Warschau - Offizielle Tourismus-Webseite

Alzamiento de Varsovia

El 1 de agosto de 1944, martes, a las 17.00 horas (la llamada “hora W” de “libertad” en polaco) estalla el Alzamiento de Varsovia. Se trata de uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la ciudad y a la vez uno de los más dramáticos. Pensado para durar varios días, el levantamiento llegó a durar hasta dos meses. Asiste a los actos de conmemoración del 75 aniversario de Levantamiento de Varsovia para honrar la memoria de los sublevados.

Powstańcy z kompanii 'Koszta' czytają (prawdopodobnie) niemiecką ulotkę na ulicy Sienkiewicza róg Marszałkowskiej, fot. Eugeniusz Lokajski, Muzeum Powstania Warszawskiego

Los sublevados buscaban arrebatar la capital de las manos alemanas antes de que lo hiciera el ejército soviético, para así hacer de Polonia un país soberano una vez finalizada la guerra.
Si bien numerosas, las tropas insurgentes no estaban convenientemente armadas; y aun así plantaron cara al ejército regular de la Alemania nazi. La victoria solo hubiera sido posible con la ayuda de los aliados. Y esta nunca llegó. Atrapado entre los poderosos ejércitos nazi y soviético, el levantamiento fue desangrándose.
La suerte de Varsovia, “París del Este” como era llamada antes de la guerra, quedó sellada con la orden de Heinrich Himmler: “Hay que matar a todos los habitantes. No se debe tomar prisionero alguno. Varsovia debe ser arrasada hasta el suelo, creando así un terrible ejemplo para intimidar a toda Europa”.

La capital fue destruida en un 85% y sus vecinos expulsados a campos transitorios o a campos de prisioneros de guerra.

Sabías que…?

Krakowskie Przedmieście. Na wprost zniszczony Pałac Staszica, po prawej ruiny kościoła Św. Krzyża, fot. Eugeniusz Haneman, Muzeum Powstania Warszawskiego

• el Alzamiento duró 63 días
• en los combates participaron unos 30 mil soldados del Ejército Nacional (Armia Krajowa) de la Región Militar Varsovia
• solo un 10 por ciento de los combatientes portaba armas
• las fuerzas alemanas integradas por aproximadamente 20 mil soldados plenamente armados contaron con el apoyo de las unidades blindadas, artillería y aviación de primera línea
• el Alzamiento se saldó con 18 mil insurgentes muertos y 25 mil heridos
• en el Alzamiento murieron unos 150 mil civiles
• después de la rendición de Varsovia, fueron expulsados de la ciudad 500 mil habitantes
• el último disparo del Alzamiento se produjo la tarde del 2 de octubre de 1944
• el Alzamiento de Varsovia fue el mayor acto de resistencia de estas características en los terrenos ocupados por la Alemania nazi en Europa

Cronología

Powstańcy na barykadzie na ulicy Zielnej obserwują płonącą PAST-ę, fot. Eugeniusz Lokajski, Muzeum Powstania Warszawskiego

1 de agosto – Estalla el Alzamiento de Varsovia. A las 13:50 horas en el barrio de Żoliborz, en las proximidades de la plaza Pl. Wilsona se produce la primera escaramuza. A las 17.00 horas se inicia oficialmente el Alzamiento de Varsovia.
2 de agosto – Los insurgentes se hacen con una serie de puntos estratégicos, incluida la Ciudad Vieja y los barrios de Śródmieście, Powiśle y Czerniaków.
5 de agosto – “Sábado negro”, matanzas en masa de la población civil en el barrio de Wola.
20 de agosto – La insurgencia toma el poder sobre el edificio de la Sociedad Anónima Polaca de Teléfonos, conocida como PAST, situado en la calle Zielna 37/39. Los sublevados hacen prisioneros a 115 soldados alemanes.
1 de septiembre – Asalto general de las tropas alemanas a la Ciudad Vieja. Los insurgentes a través de la red de alcantarillado se abren paso hacia los barrios de Śródmieście y Żoliborz.
2 de septiembre – La noche de 1 a 2 de septiembre obuses de tanque hacen caer la columna del Rey Segismundo. Los alemanes toman la Ciudad Vieja. Continúan los combates en otras zonas de Varsovia.
10 de septiembre – El Ejército Rojo inicia una ofensiva en la orilla derecha del Vístula.
18 de septiembre – 107 aviones estadounidenses B-17 realizan el mayor lanzamiento en paracaídas de armas, municiones, alimentos y medicamentos. En manos insurgentes solo queda un 20 por ciento de los suministros.
2 de octubre – La derrota del Alzamiento. En la localidad de Ożarów se firma el acta de rendición. Según lo acordado, los insurgentes tendrían la consideración de prisioneros de guerra para así quedar amparados por el Convenio de Ginebra. Al mismo tiempo el acta buscaba proteger a la población civil de las responsabilidades por infringir las normas legales alemanas. En los días sucesivos a la derrota los insurgentes abandonan la ciudad. Son llevados a los campos para prisioneros de guerra.
La población civil, a su vez, va destino a los campos transitorios de Pruszków, Ursus, Włochy, Ożarów y otros. Y sin embargo más de 100 mil civiles son trasladados al Reich para realizar trabajos forzosos, y otras decenas de miles van a parar a los campos de concentración.

Las huellas del Alzamiento

Rynek Nowego Miasta, ruiny kościoła Sakramentek, 1945, fot. autor nieznany, Muzeum Powstania Warszawskiego

La Ciudad Vieja y sus alrededores

• Fábrica Nacional de Timbre PWPW (ul. Sanguszki 1) – Durante un mes se mantuvo como el punto defensivo situado más al norte de la zona sublevada que cerraba el acceso a la Ciudad Vieja. El vallado de PWPW sigue conservando huellas de los combates.

• Iglesia de San Casimiro (Rynek Nowego Miasta 2) – La iglesia albergó un hospital de campaña. Durante uno de los ataques aéreos murieron más de 1000 personas.

• Tanque-bomba – El 13 de agosto de 1944 los alemanes recurrieron a la estrategia de “caballo de Troya”, colocando junto a la barricada que cerraba el paso desde la c/ Podwale a la Plaza del Castillo un vehículo portaexplosivos

Borgward. La imprudencia de los insurgentes los llevó a tomar el vehículo por un pequeño tanque con el que se adentraron en las callejuelas del casco antiguo. En torno a las 18 horas durante un recorrido triunfal el vehículo estalló matando a unas 500 personas. En el lugar de la explosión se encuentra hoy una placa conmemorativa (esquina de las c/ Podwale y c/ Kilińskiego).

• Catedral Basílica de San Juan Bautista (ul. Świętojańska 8) – Entre 21 y 27 de agosto se libraron luchas encarnizadas por el templo. Un ataque de la aviación y una carga de la infantería alemana provocaron el derrumbe de la iglesia. Colocado en una pared lateral que da a la c/ Dziekania se encuentra un fragmento de oruga de tanque con la información de que pertenece al así llamado “Goliat” o transportador ligero de explosivos. No es cierto. Se trata probablemente de un fragmento del tanque-bomba que hizo explosión en la c/ Kilińskiego 1.

• Columna del Rey Segismundo III Vasa (plac Zamkowy) – El monumento laico más antiguo y más alto de la capital que data de 1644, erigido por orden del rey Vladislao IV en honor a su padre, Segismundo III Vasa, monarca que había trasladado la capital polaca de Cracovia a Varsovia. Tres siglos más tarde la columna fue derribada durante un asalto alemán a la Ciudad Vieja. El fuste original, del s. XVII, y el destruido durante el Alzamiento se encuentran depositados junto al Castillo Real.

• Arsenał (ul. Długa 52) – El edificio de Arsenał tuvo para los insurgentes un carácter estratégico, al vedar el acceso a la Ciudad Vieja desde oeste. El año anterior al inicio del Alzamiento este lugar protagonizó otro de los acontecimientos históricos: el asalto a un convoy de prisioneros que volvía desde la sede de la Gestapo situada en la c/ Szucha camino de la cárcel de Pawiak. A raíz de la operación fue puesta en libertad una veintena de reclusos. El 23 de agosto de 1944 el edificio sufrió un bombardeo alemán. Reconstruido después de la guerra con fragmentos conservados del edificio original, que conservan huellas de la insurgencia, hoy es sede del Museo Nacional de Arqueología.

• Basílica de la Santa Cruz (ul. Krakowskie Przedmieście 3) – El 6 de septiembre las tropas alemanas colocaron en su interior dos vehículos portaexplosivos. A consecuencia de la explosión se produjo el derrumbe de la bóveda del templo y se desplomó, colocada en el antepecho de las escaleras de acceso, la figura de Cristo portando la cruz con la inscripción “Sursum corda”.

Oddział powstańczy idący zniszczoną ulicą Jasną, fot. Sylwester Braun, Muzeum Powstania Warszawskiego

El Centro

• Vallado del hospital infantil (ul. Kopernika 43) – En 1944 sede de un hospital de campaña del Ejército Nacional. Dirigido por una congregación de monjas, el hospital prestó ayuda tanto a los sublevados como a los soldados alemanes. Como recuerdo del Alzamiento, quedan orificios de balas en su vallado.

• Chocolatería tradicional Wedel (ul. Szpitalna 8) – Ubicada en la antigua casa de Emil Wedel, productor de chocolates en la época previa a la guerra, los sótanos de esta casa dieron cobijo a muchos de los vecinos de la zona. Aquí también estuvo operativa una estación de comunicaciones. Hoy como antes de la guerra el edificio alberga una elegante tienda y chocolatería.

• Palladium (ul. Złota 7/9) – Inaugurado en 1937, este cine sobrevivió a la guerra y permaneció abierto hasta el año

2000. En los tiempos de la ocupación nazi pasó a denominarse “Helgoland”. Al ser tomado por los insurgentes, el cine estuvo mostrando crónicas del levantamiento tituladas “Varsovia en Lucha”. En la actualidad en sus recintos hay un club de música y un teatro.

• Prudential (pl. Powstańców Warszawy 9) – El edificio más alto de la Polonia de preguerra y uno de los más altos de Europa, el mismo 1 de agosto fue tomado por los sublevados, quienes colocaron en su tejado una bandera fabricada con una sábana blanca y una funda de almohada roja. Seriamente dañado durante el levantamiento, fue reconstruido siguiendo el estilo del realismo socialista. Hoy en día convertido en un hotel.

• Edificio de la Sociedad Anónima Polaca de Teléfonos PAST (ul. Zielna 37) – Dada su ubicación y altura (el segundo edificio más alto de la Varsovia de entonces), durante el Alzamiento tuvo una importancia estratégica. Hasta el 20 de agosto de 1944 permaneció en manos alemanas, siendo un punto idóneo de observación y un lugar desde el que realizar bombardeos de artillería de la zona norte del barrio Śródmieście. Tras una serie de encarnizados combates los insurgentes terminaron por imponerse, haciéndose con el edificio. La toma de PAST fue uno de los mayores éxitos militares del Alzamiento. Como recuerdo de aquellos tiempos el edificio lleva en su tejado el símbolo de “Polonia en Lucha”.

 

Grupa sanitariuszek z kompanii 'Koszta' przechodząca obok domu przy ulicy Moniuszki 9, fot. Eugeniusz Lokajski, Muzeum Powstania Warszawskiego

Otros puntos de interés

• Estación de trenes Dworzec Gdański (ul. Zygmunta Słomińskiego 6) – Las luchas libradas por esta estación fueron de las más cruentas de todo el levantamiento. Durante las dos noches entre el 20 y el 22 de agosto en sendos asaltos dirigidos por los sublevados murieron aproximadamente 500 soldados del Ejército Nacional. En la actualidad en el lugar puede verse una escultura conmemorativa que muestra a una joven inclinándose sobre la tumba de un insurgente.

• Mercado Zieleniak (ul. Grójecka 95) – Los primeros días del Alzamiento de Varsovia en los alrededores de lo que hoy es el mercado de la Hala Banacha los alemanes habilitaron un punto de encuentro para vecinos del barrio de Ochota expulsados de sus casas. Tras días de espera para ser transportados a Pruszków, una parte de los prisioneros acabó muriéndose del hambre y agotamiento.

 

• Aleja Niepodległości 227/233 – Desde el 21 de agosto de 1943 había permanecido oculto en casa Władysław Szpilman, destacado compositor y pianista. Luego pasó a un desván del número 2 de la calle Sędziowska y allí estuvo viviendo durante los tres meses siguientes hasta el 17 de enero de 1945. Su vida la debe a la ayuda de un oficial de ejército alemán, el capitán Wilm Hosenfeld. Se trata de unos acontecimientos que inspiraron la película “El Pianista” de Roman Polański.

Recordamos

Muzeum Powstania Warszawskiego, fot. W. i Z. Panów, pzstudio.pl

Museo del Alzamiento de Varsovia

Situado en el edificio de la antigua central eléctrica de tranvías, el museo fue inaugurado con motivo del 60º aniversario del estallido de las luchas por Varsovia. Se trata de un homenaje realizado al pueblo de Varsovia, que luchó y murió por una Polonia libre y por su capital. En su exposición se refleja el ambiente de aquella Varsovia insurgente, mostrándose no sólo la historia militar de los 63 días de combates, sino también la vida cotidiana de la población civil. Entre las numerosas atracciones del Museo destaca la réplica del bombardero Liberator B-24J.

ul. Grzybowska 79
www.1944.pl

Kopiec Powstania Warszawskiego, fot. Filip Kwiatkowski

Montículo del Alzamiento de Varsovia

Con una altura de 120 m, fue erigido con los restos de edificios de Varsovia entre 1946 y 1950. La loma se convirtió en un panteón de la capital, ya que con los escombros fueron trasladados a este lugar cuerpos de quienes cayeron en el Alzamiento. En 1944, coincidiendo con el 50 aniversario del Alzamiento los antiguos soldados del Ejército Nacional colocaron en su cima un símbolo de “Polonia en Lucha” de 15 m de altura. Llevan al Montículo las escaleras más largas de Varsovia, con 400 escalones y 40 descansillos.

Pomnik Powstania Warszawskiego, fot. Tomasz Nowak

Monumento a los Héroes del Alzamiento

Monumento erigido en honor a los miles de héroes del Alzamiento de Varsovia de 1944, tiene dos partes claramente diferenciadas: una primera, en la que un grupo de insurgentes sale corriendo de los bajos de un puente, y una segunda, en la que otros se adentran en una boca de alcantarillado. En esta misma plaza se encuentra el acceso al red de alcantarillado utilizada por las tropas insurgentes y la población civil de la Ciudad Vieja para escapar el avance alemán.

pl. Krasińskich

Pomnik Małego Powstańca, fot. Wanda Hansen

Monumento al Pequeño Insurrecto

La estatua, que conmemora a los jóvenes que lucharon heroicamente en el Alzamiento de Varsovia, muestra a un niño pequeño llevando un casco demasiado grande para su edad. La escultura fue inaugurada por Jerzy Świderski, “Lubicz”, cardiólogo, quien con 14 años siendo boy-scout participó con en el Alzamiento como portador de mensajes de batallón “Gustaw” del Ejército Nacional.

Mural Pamiętamy, fot. Filip Kwiatkowski

Murales

Los artistas de hoy en día rinden homenaje a los insurgentes también a través del arte moderno, con obras como las de la rosaleda Ogród Różany ubicada en el recinto del Museo del Alzamiento de Varsovia. Wilhelm Sasnal o Henryk Chmielewski, este último autor de conocidos tebeos polacos, son tan solo algunos de los autores cuyas obras pueden verse allí. Hay también otras, como el mural colocado en la casa parroquial de la Iglesia de la Visitación localizada en la Ciudad Nueva, el del muro que rodea los terrenos del club deportivo “Polonia” de la c/ Konwiktorska u otros.

Ver más:
Muzeum Powstania Warszawskiego, fot. m.st. Warszawa
Rynek Starego Miasta, Muzeum Warszawy, fot. Filip Kwiatkowski
Centrum Interpretacji Zabytku, fot. m.st. Warszawa
Muzeum Historii Żydów Polskich Polin, fot. m.st. Warszawa

Pin It on Pinterest

Share This
X