fbpx

No solo andando se hace el camino

¿Visitar una ciudad a pie te parece poco original? Varsovia te ofrece más opciones: elegantes coches de caballos, vehículos de la Polonia socialista, un autobús de dos pisos, un paseo guiado en bicicleta para grupos o una escapada en una bici compartida. Solo o acompañado, estamos seguros de que vas a dar con la solución que mejor te convenga. Y si a pesar de todo, terminas optando por un paseo a pie, la ciudad pone a tu disposición un servicio de visitas guiadas gratuitas.

Linia tramwajowa T, fot. ZTM

Te animamos a hacer un recorrido por Varsovia a bordo de vehículos que hace decenas de años formaban parte de la flota de transporte público de la capital. Los tranvías “T” y “36” y los autobuses de la línea “100“ se detienen en todas las paradas de sus trayectos. Para hacer un viaje, es suficiente con comprar un billete como el que se utiliza para el transporte público normal y validarlo en un validador ubicado en el interior del vehículo.

Dorożka na Placu Zamkowym, fot. Daria Pawęda

Para vivir el ambiente de la Varsovia decimonónica, te recomendamos un tour por la Ciudad Vieja en coche de caballos. El recorrido, con vistas a las casas históricas y el agradable clip-clop de los cascos sobre el empedrado inlcuidos en el pack, se realiza en un carruaje en el que caben hasta cinco personas. Este particular “taxi que funciona con heno”, que hace gracia especialmente a los más pequeños, tiene su parada en la plaza Plac Zamkowy.

Warsaw Self Drive Tour, fot. Filip Kwiatkowski

Subirse a bordo de un coche de la Polonia socialista es como viajar en el tiempo. A tu disposición, los antiquísimos autobuses Jelcz, conocidos como los “pepinos” por su inconfundible forma, microbuses Nysa 522 o, muy similares a los antiguos Seat 124, los Fiat 125p. Si te gustan los retos, puedes ser tú el que conduzca otro turismo clásico, el Fiat 126. Eso sí, por si acaso, irás acompañado de un monitor.

City Sightseeing Bus, fot. Iwona Gmyrek

Los autobuses hop-on hop-off cubren rutas que te acercarán a las principales atracciones turísticas de la capital. Puedes subir o bajar en cualquiera de las paradas para visitarlas. A bordo, el autobús cuenta con audioguías en más de una decena de idiomas.

Bulwary Wiślane, fot. m.st. Warszawa

Para visitar la ciudad, la bicicleta es una buena opción. En los recorridos te acompañará un guía turístico, quien te llevará a los sitios de más interés y te contará todo tipo de historias y anécdotas sobre los lugares que visitéis. Al contratar el servicio, la empresa organizadora pondrá a tu disposición una bicicleta.

PGE Narodowy i Veturillo, fot. m.st. Warszawa

Si prefieres descubrir la ciudad a tu aire, Varsovia cuenta con el sistema de bicicletas compartidas Veturilo. La bici la podrás alquilar en una de tantas estaciones de alquiler repartidas junto a los cruces de calles o a las estaciones de metro. Los letreros son una indicación fácil para llegar a las atracciones que quieras en un recorrido que, de paso, hará que te sientas más en forma.

Plac Zamkowy, fot. m.st. Warszawa

Para visitar los lugares más interesantes de la capital, te recomendamos un tour a pie con un guía oficial. El servicio más popular son los tours gratuitos que tienen su punto de partida a los pies de la Columna del Rey Segismundo. Para encontrar al guía, busca paraguas amarillos o naranjas.

Rejsy po Wiśle 'Basonia', fot. Łukasz Kopeć

Los viajes en barco por el Vístula ofrecen, sin duda, una perspectiva distinta sobre la ciudad. En este sentido, el verano te da muchas opciones. Desde los antiguos botes de fondo plano, lanchas y piraguas, pasando por barcos tradicionales con capacidad para varias decenas de pasajeros, hasta los cómodos catamaranes y góndolas. Los embarcaderos se encuentran principalmente en la orilla izquierda del Vístula. En la mayoría de los casos, el viaje puede reservarse y pagarse online.

Ver más:
Bulwary wiślane, fot. m.st. Warszawa
Bulwary wiślane, fot. Filip Kwiatkowski
Kanonia, fot. Tomasz Nowak
Rejsy po Wiśle 'Basonia', fot. Łukasz Kopeć